La última Cañada

El cordel que recorre el último rebaño trashumante riojano arranca de Brieva, remontando el río junto a la piscifactoría construída al sur del casco urbano. En unas tres horas, caminando por encajonados paisajes ascenderemos hasta el Puerto de Montenegro, donde cruzaremos una carretera asfaltada. Desde allí tendremos una espléndida vista hacia los picos de San Lorenzo y de Urbión, ambos por encima de los 2.200 metros.

Continuaremos en dirección a un puesto de vigilancia contraincendios y siguiendo la larga alambrada que separa la provincia de Soria de la de La Rioja, llegaremos hasta el Puerto de Santa Inés. Desde allí se desciende bruscamente a la sombra de espléndidos pinares, dejando a siete kilómetros a la derecha la famosa Laguna Negra, de origen glaciar y escenario de sombrías leyendas.

La cañada sigue cercana a la carretera que nos lleva hasta Vinuesa. Desde esta típica población pinariega, continúa bordeando el pantano de la Cuerda del Pozo, hasta cruzarlo por la presa de contención del agua. Dejando atrás el pantano habrá que cruzar un pequeño cerro cubierto de rebollar para acabar en Vilviestre de los Nabos, pueblo a orillas del Duero, donde sólo reside una familia que siempre es hospitalaria con los pastores trashumantes. Desde allí la cañada atraviesa una llanura cubierta de rastrojos y con manchas de repoblaciones de pinos, hasta internarse en un monte de carrasca muy cerrado, por el que resulta incómodo el caminar. El "Pico Frentes" que divisamos al fondo, será nuestra dirección de referencia.

Al salir del monte apareceremos en una zona de praderas donde está uno de los puntos mágicos de esta cañada, la "piedra escrita", una roca de unos catorce metros de largo, por tres de alto, totalmente cubierta de inscripciones y dibujos. El cordel continúa entre sabinas y enebros hasta dar vista al pueblo de Cidones. Desde allí a Valonsadero, otro lugar mágico, con abrigos en los que podremos descubrir esquemáticas pinturas rupestres con figuras humanas, caballos, toros, plantas, soles... que nos traen evocaciones de los pastores del Neolítico.

Ya sólo nos separan de Soria unos diez kilómetros. La cañada atraviesa la ciudad justo por su centro urbano para llegar hasta la estación de ferrocarril donde el rebaño era embarcado hasta hace pocos años en los vagones del tren que le llevaba hasta los pastos de invernada del valle de Alcudia en Ciudad Real.

Ayuntamiento de Brieva de Cameros

home Plaza Pedro Duro, 1. 26324. 

call 941 37 70 71

mail ayuntamiento@brieva.org